Categories
Noticias

Empresa japonesa busca dar una experiencia completa más allá de la venta de motocicletas. Enfocará expansión en la selva y costa. Reforzará portafolio con dos diferentes tipos de modelos el 2023….

Gino Peirano, gerente general de Yamaha Motor Perú, señaló que apuestan por transformar la actual red a formatos “3S” de venta de motos, repuestos y servicio técnico. Con ese enfoque, también incorporarán a los nuevos concesionarios.

“Es importante terminar de completar la experiencia. Ya varios socios nuevos se han sumado este año y tenemos negociaciones con otros grupos importantes para abrir más tiendas por todo el Perú el 2023″, comentó a Gestión.

Así, tras la reciente apertura del formato 3S con Kasei Motors en Lince, prevé sumar ocho nuevos locales o transformar los actuales en el 2023. En tal expansión, se enfocará en la selva y toda la costa. Hoy, la empresa japonesa tiene 40 puntos de venta en el Perú.

“Del 2020 al 2021 el mercado creció alrededor de 80%. La motocicleta es un vehículo que cada vez que usará más y tenemos la necesidad de llegar a nuestros clientes en el país”, sostuvo, tras recordar que la penetración de estas unidades a nivel local es todavía de las más bajas en la región.

Aun cuando las inversiones requeridas para instalar una local de Yamaha no son menores, el ejecutivo aseguró que hay interés de grupos de concesionarios. Sin embargo, advirtió que la competencia por los espacios con empresas de los rubros como retail o gastronomía es ardua en las zonas comerciales consolidadas.

En Lima, mencionó que la zona norte, la avenida República de Panamá y Ate son los sectores de mayor concentración de marcas de motos.

Portafolio el 2023

A partir de la pandemia, la industria automotriz en general sufrió el encarecimiento de los despachos y escasez de partes por el cierre de proveedores. Si bien Yamaha no escapó de esa situación, la marca obtuvo volúmenes para Perú el 2022.

Por ello, reforzó sus líneas de lujo, paseo y diversión. No obstante, Peirano reconoció que los embarques de algunos de modelos llegan prevendidos casi en su totalidad por la espera registrada. Para la marca, las motos de lujo (de US$ 15,000 a US$ 22,000) aportan entre 4% y 5% de sus ventas.

De cara al 2023, adelantó que las novedades del portafolio se orientarán a motos para el trabajo y modelos con estilo.

Hacia el e-commerce

A más de dos años de haber lanzado su página de venta online, Yamaha confirma el potencial de este canal. A la fecha, más del 50% de las compras empiezan con algún contacto en web, redes sociales y otras plataformas.

“Cada vez su importancia es mayor; los clientes llegan muy informados a las tiendas”, destacó Peirano, tras explicar que la compra iniciada en el mundo virtual suele cerrarse en los locales, pues los interesados aun buscan una conexión física.

Proyecciones

Al cierre del 2022, Yamaha apunta a mantener el crecimiento acumulado y ganar mayor participación (la marca es la séptima del segmento de motos de dos ruedas). Y para el 2023, confió en sostener la tendencia del presente año.

En cuanto a los precios, esperó una normalización de costos de fletes y materias primas, a fin de ofrecer una mejor oferta a los clientes.

OTROSÍ DIGO

Mercado de motos cae por séptimo mes

Contracción. En septiembre del 2022, el mercado de motos de dos y tres ruedas cayó por séptimo mes consecutivo, en -11.2%, teniendo el primer segmento la mayor contracción (-12.5%), según la Asociación Automotriz del Perú (AAP). Al respecto, Peirano consideró que el retroceso del mercado el 2022 responde a la normalización del transporte público, que el 2021 aún tenía restricciones por la pandemia y llevó la venta de motos y trimotos a la cifra récord de más de 425,000 unidades. Por su parte, el gerente de Estudios Económicos de dicho gremio, Alberto Morisaki, coincidió al señalar que la caída obedece a una regularización de los volúmenes, que el 2022 llevaría a una reducción de 13% o 14% a 375,000 unidades; y seguiría el 2023, presionando la venta a 350,000 unidades. “Igual es mayor a lo que veíamos antes de la pandemia, cuando teníamos promedios de 285,000″, destacó. Sin embargo, reconoció que la inflación de alimentos y bebidas -que afecta en mayor medida a sectores que suelen comprar motocicletas-, el alza de costo de fletes y el menor dinamismo de la inversión y consumo privados también afectan la demanda de estas unidades. Aun en la actual coyuntura, Peirano mencionó que la competencia no se repliega y está “más feroz que nunca”, con marcas que siguen entrando, sobre todo, de importadores nacionales que mandan a fabricar en China. Así, el Perú ya acumula más de 400 marcas, en una situación única en Sudamérica. En tanto, Morisaki también resaltó la apuesta de las marcas por los canales digitales y los servicios más allá de la venta, a fin de capitalizar la demanda de reparaciones de los altos volúmenes de motos vendidos el año pasado.

CIFRAS

Dos ruedas. Segmento representa el 70% del mercado de motocicletas.

Regiones. Chiclayo y Piura registran la mayor venta del país, después de Lima.

Marcas. Las 10 primeras del ranking reúnen casi el 70% de las ventas totales.

Fuente: Gestion.pe

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Categorías