Categories
Noticias

Este proyecto de Fincas Patagonia ha inspirado no sólo a los consumidores y a la comunidad investigadora, sino también a la comunidad local de buceo y a las agencias regionales de turismo. Foto: Difusión…

Como si el cofre de un tesoro se hubiera quedado hundido bajo el mar, así se madura ahora el vino en las profundas aguas de la Patagonía, en Argentina. Es una nueva forma de llegar a un mejor sabor y aroma en menos tiempo, y que además atrae el turismo acuático, cuenta Fabián Valenzuela, enólogo de Fincas Patagónicas.

La empresa vitivinícola -menciona el experto- va por su tercera ‘cosecha’ bajo el mar. En el 2019 pusieron a prueba la ciencia popular que afirma que tres años de envejecimiento en una bodega son equivalentes a un año bajo el agua. “Ese año sumergimos una bodega con alrededor de 1,500 botellas; en 2020 tuvimos la segunda cosecha y este año, en diez días si el clima lo permite, sumergiremos la tercera”, cuenta a Gestión.pe.

LEA TAMBIÉN: Palta peruana ya no suma nuevas hectáreas en plantaciones

Han probado que con solo ocho meses, las botellas bajo la marca vino Wapisa Under Water sumergidas en el mar con corcho especial de cera -que evita contaminación cruzada- pueden obtener excelentes características para un Malbec. Ya han realizado envíos a Brasil y su nuevo mercado será Perú, país en el que tienen planeado vender al menos este año cerca de 200 botellas, considerando que la demanda todavía se está reactivando.

Para el 2023, el plan de esta nueva marca es producir una línea de vinos blancos que también introducirán al Perú. “La gastronomía peruana está influenciada por insumos marinos y los vinos blancos son perfectos, esto nos abrirá una nueva oportunidad de mercado”, anotó.

Decidirse por el mercado peruano fue cuestión de conocer su gastronomía, indica Valenzuela. “Como en los países del viejo mundo, se han desarrollado ese gusto gracias a su buena gastronomía; yo creo que Latinoamérica está imitando esa tendencia. El vino y la gastronomía se acompañan”.

Y agrega que el segmento joven es el que se está dejando cautivar por los vinos aromáticos y el sabor un poco dulce. “Saben que el vino es una bebida que acompaña a las culturas de cada región, están entendiendo que no cualquier comida va con cualquier vino o bebida. Esperamos que en Perú pronto pueda ser más común esa experiencia”, mencionó.

LEA TAMBIÉN: Uva orgánica, la actual campaña en el norte será clave para ampliar áreas el próximo año

La marca también ha hecho envíos a Europa, su barrera aún es el mercado estadounidense. Debido a que los caracoles y otras especies marinas se adhieren a las botellas durante los ocho meses que están sumergidas, Estados Unidos no autoriza aún su importación.

¿Alguna visión de la producción vitivinícola en Perú? Valenzuela responde que lo primordial es seguir asesoría de expertos de diferentes países y conocer bodegas del viejo continente para identificar los procesos que pueden mejorarse, sobre todo en términos de riego; así como respetar las variedades.

Por último, se refirió a que el mercado peruano aún tiene mucho potencial. Por ahora, el consumo anual per cápita de vino “es excesivamente bajo” frente a otros países de la región, por lo que recomendó una mejor promoción.

Dato

  • En el marco del Expovino Wong 2022, que se realizará hasta este sábado 24 de setiembre en la Arena 1 de la Costa Verde, se realizará la presentación oficial del vino Wapisa Under Water.

Fuente: Gestion.pe

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.