Categories
Noticias

Los jóvenes que realmente buscan un futuro profesional de éxito deben ser menos superficiales y más profundos en lo que les interesa. Hoy es un reto priorizar lo que quieren o necesitan aprender. Por Gilberto Rigolon, Head of Human Resources Nestlé Perú – Bolivia….

Por Gilberto Rigolon, Head of Human Resources Nestlé Perú – Bolivia 

Hace un buen tiempo que ya no soy un jovencito. Sin embargo, tengo cuentas registradas en casi todas las redes sociales, a pesar de usarlas muy poco (en comparación con mi hija adolescente, mi esposa, mi equipo y creo que todo el mundo😊).

De verdad, mi objetivo con las redes sociales es asomarme al “mundo joven” e intentar entender lo que está pasando, no quedarme aislado del mundo digital y en especial, APRENDER.

Cuando observo la nueva generación de jóvenes que está llegando al mercado laboral, lo primero que pasa por mi cabeza es: ¡Dios mío, estamos perdidos! En especial después de una pandemia de terror que ha impacto en la educación, economía y en la experiencia de vida de todos.

Sin embargo, no es correcto decir que estamos perdidos…. pues aprendí que siempre cuando aparece un problema, descubrimos oportunidades (obviamente, cuando tenemos actitud para buscarlas).

Muchos de esta generación han buscado estas oportunidades, y encuentran en el mundo digital un aliado. Viven súper conectados, tienen una capacidad increíble de aprender rápido y a manejar las nuevas herramientas de tecnología ¡Tienen gran facilidad para escuchar música, ver una película y conversar entre ellos, al mismo tiempo!

Sin embargo, los mayores retos para estos jóvenes de hoy es saber priorizar lo que quieren o necesitan aprender. Hay demasiados productos que “compiten” por su atención, desde una interminable serie de Netflix, hasta los videos rápidos, chéveres y curiosos de Tik Tok.

Los jóvenes que realmente buscan un futuro profesional de éxito deben ser menos superficiales y más profundos en lo que les interesa.

En mi época, decíamos “ir a la segunda página”, que significa tener las ganas y el interés de no detenerse en solo la primera impresión de una historia. Sino también de ir “más allá” para entender los detalles, preguntar y tener la capacidad crítica para comprender una situación compleja.

Esta nueva generación de jóvenes nunca podrá reclamar que no tuvo oportunidades de aprender y desarrollar competencias, pues no les falta información y posibilidades de adquirir conocimiento.

Al contrario, pueden reclamar que hay demasiadas oportunidades e información (tanta que a veces los confunden). Y esto puede transformarse en un problema.

Ahí entra la belleza de la diversidad de generaciones. Todas tienen sus diferencias, ninguna es perfecta y en muchos casos son complementarias. Por eso, le envío este mensaje a mi generación: sí nos encontramos en la situación de poder ayudar y orientar a los más jóvenes, hagámoslo. Tratemos de escucharlos, entenderlos y apoyarlos, con paciencia y empatía.

Todos ganan, los jóvenes de hoy agradecen y las otras generaciones ¡aprenden!

(*)SOS Jóvenes = SomOSiempre Jóvenes


Sobre el autor:

Gilberto Rigolon

Profesional con más de 30 años de experiencia en Recursos Humanos en empresas multinacionales como Nestlé, IFF-International Flavours & Fragrances, Compaq Computers, BAT-Britsh American Tobacco y Philips. Graduado en Matemática con mención en Tecnología. Posgrado en Gestión Empresarial y Recursos Humanos. MBA Internacional en Estrategia Empresarial.


SUSCRÍBETE a InfoCapitalHumano y entérate las últimas novedades sobre el sector de Recursos Humanos. Conoce más en el siguiente link: https://bit.ly/2Ot6KZm

Fuente: Capitalhumano.pe

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Categorías