Categories
Noticias

Promigas terminó de construir sus dos primeras estaciones de GNL en el norte para establecer el anunciado “corredor verde” de GNL hacia Lima. En CADE 2022, anuncia inversiones por US$ 38 millones para el 2023….

¿Qué impresiones le deja los primeros días de CADE 2022?

Compartimos la necesidad de ser más inclusivos, pasar de las palabras a la acción. El compromiso que tenemos como empresarios de ir mucho más allá de lograr un crecimiento económico de la empresa y beneficiar a comunidades y otros actores que rodean a la operación.

¿Cómo viene la operación en Perú?

Hemos venido creciendo de una manera muy importante en últimos años. Tenemos una inversión en dos concesiones que son Gases del Pacifico (Trujillo, Chiclayo, Lambayeque, Pacasmayo, Cajamarca, Huaraz y Chimbote) y Gases del Norte (Piura), de poco más de S/ 1,600 millones.

¿Cuántos hogares ya han conectado?

En Gases del Pacífico, ya cumplimos con los compromisos con el Estado: teníamos que conectar 150,000 viviendas y a la fecha tenemos casi 200,000 viviendas. Y queremos continuar con ese mismo nivel de crecimiento en la zona. Con respecto a Gases del Norte, este año terminamos infraestructura de 250 km de acero y se declaró la operación comercial hace un par de meses. Son cinco localidades que tienen gas natural: Piura, Sullana, Talara, Paita y Sechura. Además de esas ciudades, recientemente obtuvimos del Estado unos recursos del FISE para llevarle gas a comunidades del Alto, Brea y Negritos.

En Piura, ¿cuántos son los beneficiarios?

Más de 10,000 familias conectadas. Es una operación muy reciente. Aún tenemos compromisos con 64,000 familias como mínimo en esa región y la idea es superarlo. El compromiso es en próximos ocho años, pero seguramente será antes. El año entrante estaremos conectando aproximadamente 15,000 familias nuevas.

¿Cuál es el ritmo que esperan sostener año a año?

Hemos venido creciendo mucho en la región norte y para poder continuarlo, requerimos la aprobación de la tarifa nivelada, que es un esquema que está en trámite en el Congreso. También que el FISE continúe con participación muy activa.

¿Qué impacto tendrá una tarifa nivelada?

La tarifa nivelada busca dar más competitividad a la tarifa final de gas natural que tienen clientes tanto del norte como del sur. Las tarifas finales son 50 o 60% más altas que en Lima y Callao. El primer objetivo es que la tarifa sea similar a Lima. Bajo el actual marco regulatorio estaríamos conectando 25,000 o 30,000 familias nuevas en próximos cinco años, mientras que con tarifa nivelada seria 250,000 o 280,000 familias más.

¿Cómo está el negocio con los clientes industriales?

El consumo se ha visto recuperado. Tenemos más de 70 industrias conectadas en dos concesiones y vamos a continuar creciendo. Atendemos a todos los sectores: pesca, ladrilleros, agroindustrial, alimentos y se han venido recuperando los consumos que teníamos antes de pandemia. Y con el desarrollo nuevo que estamos realizando en Piura, cada vez conectaremos más industrias de esa región. Los contratos han tenido disminuciones o suspensiones de consumo, pero ya se han restablecido.

¿Hay nuevos sectores?

Seguimos creciendo en los sectores donde estamos y para nosotros es también interesante el sector pesquero donde tenemos espacio que cubrir ahora estamos en Chimbote, principalmente, y miramos un poco más al norte acompañando a este sector en su crecimiento.

LEA MÁS: Promigas: usuarios de gas natural en Perú crecen a ritmo de 25%

Expansión en segmento vehicular

¿Se vienen nuevas estaciones de servicio para el sector vehicular?

Definitivamente es un sector muy importante para nosotros y tenemos listas prácticamente las dos primeras estaciones de GNL (gas natural licuado) en Alto Moche y Chiclayo. Estamos en pasos finales para tener los permisos por parte de reguladores y poner en funcionamiento esas operaciones. Sumadas a la estación en Lima (a cargo de Cálidda), se pondrá en operación el denominado corredor verde para que vehículos de carga pesada que consumen diésel puedan sustituir ese combustible por gas natural y recorrer todo el norte. Son inversiones de US$ 3.5 millones que ya hemos ejecutado de parte nuestra y esperamos poner en funcionamiento a principios de año entrante.

¿Ya tenían esos puntos, pero con GNV?

Son estaciones nuevas que hemos construido para atender con GNL. También tenemos estaciones de GNV en otras regiones, pero estas dos son nuevas de GNL para vehículos de carga pesada. Las primeras estaciones de GNL ya están instaladas, construidas y a la espera de aprobaciones. Para febrero podrían estar operando si tenemos el permiso.

Transporte de GNL

Se comentó que evaluaban el transporte de GNL vía marítima desde Pampa Melchorita. ¿El transporte en cisternas enfrenta problemas?

Si bien técnicamente se puede hacer, es para parle mayor confiabilidad al servicio ante el bloqueo que a veces tenemos en la carretera por temas ajenos a operación, una de las maneras de darle mayor confiabilidad es que también podamos transportar GNL vía marítima y llevarlo a nuestros puntos de consumo, otra forma es aumentar el almacenamiento y transporte.

También se supo de un proyecto para un segundo cargador en Pampa Melchorita (Cañete).

La cobertura de gas natural en Perú el 2007 era de casi 700,000 clientes. Ahora estamos en el millón y medio, una cobertura de 14% y en últimos tres o cuatro años estamos participando con más de 200,000 familias en el norte. Se necesita ampliar ese cargadero, donde el comercializador es Shell, quien se encuentra revisando la posibilidad de incrementar un cargadero más.

¿Hay problemas en el actual despacho?

Queremos dar tranquilidad. Estamos llevando gas de dos fuentes al mercado. Uno de Melchorita y también gas natural de Piura de manera comprimida. Estamos complementando la oferta de GNL con oferta de GNC desde Piura.

¿El GNC no apunta más a la industria?

Tradicionalmente es más industrial, pero estamos llevándolo para suministrar al segmento residencial desde Piura, a estaciones de descompresión, y luego lo consumen clientes residenciales. Lo importante es tener oferta de gas disponible.

LEA MÁS: Lipigas toma control de Limagas Natural Movilidad y anuncia red de estaciones de GNL

Proyecciones 2023 y nuevas concesiones

¿Cuáles son las metas para el siguiente año?

Vamos a seguir desarrollando infraestructura. En Gases del Pacifico continuaremos creciendo en todos los sectores. Seguiremos desarrollando infraestructura para almacenamiento y capacidad de oferta para atender al sector pesquero. Queremos continuar creciendo en el sector residencial. Ahí necesitamos la tarifa nivelada para continuar con el ritmo de años pasados. Y en Piura estamos iniciando la operación: conectaremos 15,000 viviendas más y estaremos atentos mirando oportunidades en otra concesión.

¿Qué concesiones miran?

En Tumbes la concesión la tienen un tercero. Entiendo que hay una situación que está mirando el Estado ahí y en la medida de que se aclare y sea una oportunidad real, la miraremos; al igual que el caso de Petroperú –que asumió la concesión dejada por Naturgy- en el sur. Si el Estado quiere invitar al sector privado a participar estaremos interesados en evaluarlas y ver en qué podemos contribuir.

¿También observan la concesión para las regiones de la sierra, que no se llegó a licitar?

Siempre le estamos haciendo seguimiento a oportunidades de desarrollo en este sector. Ahí el Gobierno mira iniciativas de atender a las regiones por partes. Nos encontraremos revisando el tema, no hay nada concreto aún, pero estaremos pendientes.

¿Cuál es la inversión para el 2023?

Estaremos invirtiendo unos US$ 38 millones, muy enfocados en la expansión de Gases del Pacifico y de Gases del Norte.

¿Ven oportunidades de compra, como cuando decidieron entrar al GNC?

Siempre estaremos atentos a posibilidades de compra o de proyectos greenfield, que se empiecen desde 0. Habrá que esperar qué ocurre en Tumbes o la concesión del sur.

Fuente: Gestion.pe

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Categorías