Categories
Noticias

Reporte de Urbania muestra una baja de precios de las viviendas en preventa. También de las viviendas usadas. Reporte de Tinsa muestra un aumento en la preferencia por la compra de viviendas terminadas….

La mayor rebaja de los precios en preventa se debe a que las inmobiliarias están teniendo problemas para conseguir financiamiento para sus proyectos, por ello buscan acelerar las colocaciones en preventa para elevar el nivel de autofinanciación de la construcción, indicó Luciano Barredo, gerente de Marketing de Urbania.

LEA TAMBIÉN: Jóvenes invierten hasta S/ 445,000 por un departamento de un solo dormitorio

“Las inmobiliarias están teniendo problemas para conseguir financiamiento, con requisitos más exigentes, por eso han bajado los precios en preventa, para no tener que pedir un monto mayor de financiamiento”, señaló Barredo a Gestión.

Este problema de las inmobiliarias había sido alertado a Gestión también por Juan Carlos Tassara, director de Edifica, quien consideró que justamente es hoy el principal reto para el sector, pues muchos fondos de inversión han salido del Perú hacia otros mercados considerados más seguros.

“Los fondos han visto al Perú como un país más riesgoso, por la situación política, y eso ha complicado la realización de proyectos inmobiliarios, sobre todo a quienes no tienen un sistema de financiamiento propio”, remarcó Tassara (Gestión 19.09.2022).

Más prefieren la ‘entrega inmediata’

Otra tendencia que incide en la baja de precios en preventa es que ahora los compradores están prefiriendo adquirir inmuebles terminados o también denominados para ‘entrega inmediata’.

Hasta hace dos años, el 53% de las ventas totales de viviendas eran en fase de preventa, pero este nivel ha ido bajando y ahora solo representan el 30% de las colocaciones totales, según el último reporte de Tinsa Perú, con datos al segundo trimestre del 2022.

El atractivo de comprar en preventa está en que el precio puede ser entre 10% a 15% inferior respecto a la vivienda para ‘entrega inmediata’, pero hay que esperar entre uno a tres años, según la fase en que se encuentre el proyecto.

La baja en la compra de viviendas en preventa se debe a que la incertidumbre política y económica genera temores sobre si la construcción demorará en culminar más de lo previsto, sobre todo en los casos de los proyectos de las inmobiliarias más pequeñas, indicó Martín Villanueva, líder en Consultoría y Proyectos de Tinsa Perú.

“Debido a la actual coyuntura, hay menos certeza de que el proyecto se entregará, por lo que ahora se está prefiriendo más el adquirir viviendas de entrega inmediata o que estén cerca de culminarse”, refirió Villanueva.

LEA TAMBIÉN: Precios de alquileres ya superan niveles prepandemia y suben hasta 19% anual

Viviendas usadas

Otro segmento con interesantes reducciones de precios es el de las viviendas de segundo uso. El reporte de Urbania, elaborado en base a los alrededor de 50,000 anuncios que se publican en este portal, muestra que en estos casos los precios han bajado en -2.3% en promedio en los últimos doce meses (ver cuadro).

“La venta de viviendas de segundo uso se está convirtiendo en competencia para las viviendas nuevas, pues muchos propietarios están requiriendo de liquidez urgente, ya sea para irse del país u otro proyecto importante, y están fijando precios menores”, señaló Barredo.

Agregó que ello se observa sobre todo en distritos de la denominada Lima moderna, como San Miguel, Jesús María, Pueblo Libre, entre otros.

Datos. El reporte de Urbania muestra que el precio promedio de las viviendas nuevas se ubica en S/ 7,263 por m2, mientras que el precio promedio de las viviendas en preventa es de S/ 7,057 por m2. En el caso de las viviendas usadas el precio promedio baja a S/ 6,288 por m2.

LEA TAMBIÉN: Tasas de interés de créditos hipotecarios suben a 9%, su nivel más alto en seis años

Fuente: Gestion.pe

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Categorías