Categories
Noticias

AGAP sostiene que cada vez son más las empresas que apuestan por nuevos tipos de estos productos….

Este es el caso de la peruana Inka’s Berries, que proyecta para la campaña 2023-2024 iniciar los envíos de tres nuevas variedades de arándanos, cuyos sembríos en los campos empezarán en enero próximo, anunció el presidente ejecutivo de la empresa, Carlos Gereda.

LEA TAMBIÉN: Inka’s Berries incursionará en producción de palta como segundo producto de exportación

“Son tres variedades de arándanos premium, que hemos venido investigando y probando desde hace cinco años. Estos tipos están muy enfocados en el sabor, la consistencia del fruto y en la vida postcosecha. Esperamos entrar con muy buena aceptación al mercado asiático y europeo, que son los sitios que más pagan por variedades premium”, precisó.

Actualmente, la empresa produce las variedades Biloxi, Salvador y Matías, las dos últimas también tipos desarrolladas por la empresa en el 2017 y en el 2020, respectivamente. Para la plantación de las variedades premium, el ejecutivo de Inka’s Berries adelantó que esta sería la última campaña de la firma produciendo Biloxi, pues darán prioridad a su nuevo portafolio.

“A fines de este año se hará el recambio varietal; acaban las 90 hectáreas que tenemos de Biloxi y se va a producir las tres nuevas variedades; además, de las 200 hectáreas (en Chambara) que vamos a incorporar para plantar el próximo año”, explicó Gereda, quien dijo que para este proyecto cuenta con el financiamiento de US$ 15 millones de una banca de fomento belga.

Por su parte, el presidente de la Asociación de Gremios Productores Agrarios del Perú (AGAP), Alejandro Fuentes, manifestó que cada vez son más las empresas que desarrollan variedades de arándanos con genética de Australia, Estados Unidos o España. En la experiencia de Inka’s Berries, las variedades Matías, Salvador y las tres que iniciarán producción, surgieron en el Perú, en copropiedad con la Universidad de Georgia con la que tienen una alianza desde el 2012.

“Tenemos plantaciones en Olmos, Chavimochic, Ica. Así también variedades Mágica, Eureka, Atlas, Raymi, Rosita, Pop, entre otros”, afirmó Fuentes, quien sostuvo que la finalidad de los productores es superar rendimientos y, por ende, un mayor costo por kilo al ser arándanos con características mejoradas.

LEA TAMBIÉN: Cerro Prieto reorienta paltas a EE.UU. y espera crecer con arándanos

Perspectivas

Para la campaña de arándanos que empezó en julio y se prolongaría hasta marzo, Gereda dijo que exportarán 4 millones de kilos, mientras que para la temporada 2023-2024 proyectó envíos de 7 millones de kilos, siendo por lo menos 3 millones de kilos de las nuevas variedades.

En esa línea, también dijo aguardar que, con los nuevos lanzamientos, el valor por kilogramo mejore en unos US$ 0.50 centavos adicional al precio promedio del mercado. En la presente campaña, según dijo, los precios internacionales están por debajo de lo que se observó en la etapa anterior. “Nosotros, como compañía, vamos a cerrar en US$ 5.10 kilogramo FOB, pero en la campaña pasada estuvimos en US$ 5.50″, añadió el empresario, quien tiene entre sus destinos de exportación a Europa, Estados Unidos y Asia.

Los campos de cultivo de Inka’s Berries están ubicados en Huacho y en el distro de Cayaltí (Lambayeque).

En corto

Al cierre de este año, Inka’s Berries espera facturar aproximadamente US$ 5 millones en venta de genética y continuar creciendo con el ingreso de las nuevas variedades. El año pasado, las variedades de arándanos ‘Salvador’ y ‘Matías’ ampliaron su participación y representaron alrededor de US$ 3.5 millones en ingresos.

LEA TAMBIÉN: Con China y EE.UU. desacelerándose: el Plan B de las agroexportadoras en Perú

Fuente: Gestion.pe

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Categorías