Categories
Noticias

Patricia Llaque, profesional de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, explica que al implementarse el “Metaverso” como espacio digital de trabajo, es fundamental entender el grado de adaptabilidad y de sensibilidad del cerebro cuando se expone a este entorno y cuáles son los efectos neurofisiológicos que podemos experimentar….

Por Patricia Llaque, profesional de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones

El Annual Work Trend Index Report – Great Expectations: Making Hybrid Work Work de Microsoft de 2022 ha analizado el trabajo flexible “en acción”. En el informe pone de manifiesto que la sobrecarga digital de los trabajadores, producida por los esfuerzos que realizan para que el modelo híbrido sea productivo, sigue siendo un reto pendiente a abordar.

Los cambios de comportamiento que la coyuntura del Covid ha generado a nivel laboral permiten, por su alcance, extraer conclusiones sobre cómo mejorar el diseño de las herramientas digitales de comunicación y colaboración, nuestra relación con ellas y nuestra interacción humano-humano, para co-crear sistemas y rutinas de trabajo híbridas que atiendan también a nuestro bienestar global.

Es por ello que en este camino de la Web2 a la Web3, donde nos acercamos a la convergencia de los mundos físicos, digitales y virtuales que promete el Metaverso, es un MUST entender el grado de adaptabilidad y de sensibilidad del cerebro cuando se expone a los distintos entornos a través de pantallas y/u otros dispositivos.

Como parte de una amplia investigación sobre cómo nos afecta el trabajo remoto, Microsoft se acerca a conocer las reacciones de nuestro cerebro durante la colaboración no presencial. Los investigadores del Human Factors Lab han demostrado que la interacción a distancia es más exigente, mentalmente hablando, que las reuniones en vivo y en directo. Y es que el diseño del ser humano no está optimizado para estar mirando a través de pantallas de forma continuada.

De manera inequívoca, la actividad de las ondas cerebrales desencadenada por el estrés y el exceso de trabajo es mucho mayor cuando se colabora a través de la pantalla que en la vida real.

Otro de los estudios emprendidos por la multinacional tecnológica de Redmond concluyó que la videoconferencia provoca más ansiedad que otras formas de comunicación digital. La fatiga debida a la atención sostenida, la ausencia de señales no verbales, los retos para “leer” e interpretar adecuadamente lo que está sucediendo en la sala de conferencias, la confusión sobre en qué orden y con qué criterios se interviene… terminan generando sobrecarga cerebral.

Ante estos datos es interesante leer también que dicho Index Report se hace eco de una encuesta donde el 51% de la generación Z y el 48% de los millennials esperan realizar una parte de su trabajo en el metaverso en los próximos dos años. Una ligera mayoría (52%) de los empleados reconoce estar abierta a utilizar espacios digitales inmersivos en el metaverso para reuniones o colaboraciones en equipo en el próximo año, mientras que el 47% de los trabajadores está dispuesto a adoptar un avatar para representarse a sí mismo en reuniones virtuales en el mismo plazo.

Siendo conocedores de las millonarias inversiones que las grandes corporaciones están efectuando para que estos entornos omnipresentes se hagan realidad, como apunta el informe de Microsoft, debemos conocer más en detalle qué nos sucede cuando interactuamos con las herramientas digitales, cuáles son los efectos neurofisiológicos que podemos experimentar.

Es clave incidir en la prevención del agotamiento y de la fatiga para afrontar mejor equipados una realidad tecnológica que promete adentrarnos en mundos aún más inmersivos y envolventes; donde nuestra atención, nuestro pensamiento crítico, nuestro juicio moral, nuestras habilidades de comunicación interpersonal, nuestra percepción social, nuestra empatía, nuestro control de las emociones, nuestro descanso y sueño… se encuentran cada vez más en clara desventaja.

Te espero el próximo 25 de Octubre a las 11:30 a.m. en Expo Capital Humano 2022, la feria de tendencias y conocimientos en gestión humana, con el webinar: “Building blocks del aprendizaje en el Metaverso”.


Sobre el autor:
Patricia Llaque
Profesional de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, con experiencia en empresas y organizaciones internacionales. Máster en Neuropsicología Clínica y Máster en Ciencias Cognitivas. Trabaja en la intersección de la Inteligencia Artificial y la Psicología Cognitiva y del Comportamiento, con énfasis en la investigación del impacto de la tecnología sobre el desarrollo humano. Su trabajo se focaliza en la consecución de  nuevos valores y propósitos dentro de una cultura organizacional basada en la persona. A través de su marca registrada OnWell participa también en la divulgación de la ciencia y la investigación, dando visibilidad a referentes femeninos, y en el acercamiento al lado más amable de la tecnología, a aquellos algoritmos y soluciones que se diseñan bajo el prisma de la ética social y la sostenibilidad.


SUSCRÍBETE a InfoCapitalHumano y entérate las últimas novedades sobre el sector de Recursos Humanos. Conoce más en el siguiente link: https://bit.ly/2Ot6KZm 

Fuente: Capitalhumano.pe

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Categorías