Categories
Noticias

Compañías de transporte interprovincial buscan generar sinergias. Apuesta se concreta en medio de alto costo de combustibles y competencia informal. Gremio de empresas espera nuevas alianzas para hacer sostenible la operación….

Desde Cruz del Sur, señalaron a Gestión que darían más detalles de la alianza. Si bien los mismos no llegaron al cierre de esta nota, el Gremio de Transporte Interprovincial de Pasajeros Cotrap – Apoip, explicó qué traería este anuncio.

“Como sucede en otros países, buscan sinergias, compartir terminales, venta de pasajes, distribución de horarios”, comentó su gerente general, Martín Ojeda.

Refirió que no se trata de una fusión societaria, sino de un esfuerzo operativo y logístico conjunto. De esa manera, estas tres empresas buscarían reducir sus costos y enfrentar la situación del sector de transporte interprovincial.

“Estamos pasando por una de las peores crisis de los últimos 40 años. Tenemos el segundo precio del combustible más caro de América Latina, con un diesel de S/ 21 por galón. Hace solo un año y medio estaba S/ 12 a S/ 13″, anotó, tras mencionar que la creciente competencia informal también frena al sector.

Los problemas del precio y su impacto

A mediados de junio último, el Consejo Nacional de Transporte Terrestre reconoció que los pasajes interprovinciales venían subiendo en 20%, precisamente por altos costos de combustibles. A la fecha, este problema no se habría atenuado.

“Mientras el precio de referencia de Texas, que es el crudo más caro del mundo, está en bajada; los precios de Petroperú y Repsol, que no venden el mejor petróleo, están en subida”, sostuvo, tras cuestionar la acción del Estado frente a la participación de estas empresas en la comercialización de dicho hidrocarburo.

LEA TAMBIÉN: Precios de pasajes interprovinciales vienen subiendo hasta en 20% por alza de combustibles

Consultado por el impacto del alza de los precios, Ojeda afirmó que las empresas aún no pueden completar la ocupación de los buses, detenidos por la pandemia. Ahora, bordean el 70%, en promedio, afectando la rentabilidad de la operación.

Creciente informalidad

Hasta antes de la pandemia, Ojeda recuerda que el transporte interprovincial informal representaba el 10% de los 90 millones de viajes que se realizaban cada año. Ahora, aseguró que esa tasa bordea el 18%, ampliando su radio de acción.

“Antes se basaba en rutas cortas, de Lima a Ica, Cusco a Puno, o de Trujillo a Chiclayo, la informalidad reinaba por las combis. No tenían límite de velocidad, GPS ni respetaban la jornada de conducción. Ahora son rutas largas, de Lima a Pucallpa o Huánuco, con un solo conductor”, advirtió.

Refirió que la flota de buses formales en Perú era la tercera en calidad en América Latina antes de la pandemia, solo detrás de Brasil y México. Sin embargo, la competencia de colectivos y combis desalentaría cualquier inversión o afecta la ya realizada.

“Cómo se va a invertir US$ 450,000 en un bus, sabiendo que alguien que gasta US$ 10,000 en una combi te está robando los pasajeros. Hay falta de control de estas unidades”, manifestó.

Caída en la venta de buses

En efecto, la venta de buses y minibuses nuevos el 2021 cayó 7.7% frente al 2020; y 54.2% respecto al 2019, también afectada por las restricciones de aforo y protocolos sanitarios para los viajes. Recién en febrero último, este segmento repuntó, según la Asociación Automotriz del Perú (AAP).

“Conforme se da la reactivación económica y las empresas vuelven a la presencialidad, hay necesidad de movilizar personas y la compra de buses irá al alza”, comentó en su momento el gerente de Estudios Económicos de la AAP, Alberto Morisaki, tras recordar que este segmento fue el más afectado en la pandemia.

En lo que va del año (enero a septiembre 2022), la venta de buses y minibuses crece 46% frente al mismo periodo del 2021.

¿Asoma concentración del mercado?

Frente a la situación del sector de transporte interprovincial, ¿la alianza entre Cruz del Sur, Civa y Movil Bus representa una concentración o anticipa el inicio de la misma? Al respecto, Ojeda descartó tal situación ni un riesgo de monopolio, aún cuando firmas grandes como Soyuz y otras ya hayan cerrado por la pandemia.

Y es que, en rutas nacionales, asegura que hay más de 670 empresas con más de 10,000 buses en el mercado y las tres compañías referidas tienen solo 10% del mercado. En tanto, en rutas regionales, hay otras 4,000 empresas con 5,000 vehículos.

En cifras del Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) al 2021, el transporte de pasajeros por carretera es realizado en Perú con una flota total de 20,000 vehículos, de los cuales 964 pertenecen a dichas empresas. Transportes Línea, con 590 unidades, es el principal jugador del mercado.

“Las rutas están abiertas. Cualquier empresa puede pedir acceso al sistema, con requisitos básicos como operar en terminales y tener ómnibus”, precisó, tras esperar que más empresas sumen esfuerzos a fin de mantener la calidad del servicio.

Medidas para evitar nueva alza de precios

Consultado por la posibilidad de nuevas alzas de precio en los pasajes, Ojeda afirmó que las empresas de transporte interprovincial aún no la han analizado. Sin embargo, consideró vital ciertas medidas para no seguir afectando a los pasajeros.

Entre ellas, ampliar el subsidio de 40% en los peajes de cuatro meses -vence en diciembre próximo- a un año. “Nos hemos reunido ayer con el viceministro de Economía, Alex Contreras, y le hemos solicitado la ampliación del subsidio”, dijo.

Asimismo, invocó al Congreso de la República que apruebe la devolución del 80% del impuesto selectivo al consumo (ISC) al transporte formal de pasajeros y de carga, a fin de atenuar los problemas económicos de las empresas.

Fuente: Gestion.pe

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Categorías