Categories
Noticias

Al centro, Madeleine Valderrama CEO de Altum Lab. A los lados, co fundadores de la startup chilena. Foto: Difusión…

Ellos crearon a Bruna -nombre inspirado en la primera mascota que adoptó la pareja-, una composición de tecnologías que ofrece a las empresas pesqueras, agroindustriales, mineras, entre otras, una serie de datos útiles para elevar la rentabilidad. “Es una suma de Inteligencia Artificial, machine learning y algoritmos matemáticos de optimización, cada una empleada en una etapa productiva diferente de la empresa”, explica.

En una primera etapa -señala Valderrama- la tecnología permite predecir, por ejemplo, el rendimiento de la planta con hasta seis meses de anticipación y con un 93% de asertividad. En una segunda fase, se sugiere cómo rentabilizar esa información, cómo administrar a futuro y de qué manera anticipar sus planes disminuyendo costos y otros factores que son los KPI´s técnicos. Su tecnología les ha permitido cerrar contrato con más de 10 empresas en Chile y cuatro en Perú, dos del Grupo Romero (plantaciones de caña y aceite de palma).

Sin embargo, están en conversaciones finales para cerrar otros tres contratos adicionales con empresas agroindustriales peruanas antes de diciembre próximo. Asimismo, cuenta la fundadora, se encuentran en fase de prueba de concepto con algunas empresas del rubro textil y cerámicos también en Perú, país donde quieren fortalecer su presencia en el sector manufactura.

“Lo que nos ha sorprendido de Perú es ver cómo el sector de manufactura esta bien abandonado desde el punto de vista de oferta de herramientas inteligentes. Lo mismo sucede en Brasil, país donde hemos cerrado un contrato con una empresa productora de papel. Esa es la particularidad de Bruna, es un algoritmo en blanco que se adapta a todas las variables que le demos según la industria”, indica.

Pero volviendo a Perú, Valderrama confiesa que hay un tema particular poco explorado por las empresas peruanas pero que se presenta como oportunidad para la startup chilena.

“Aquí en Perú encontramos un tema que nos favorece mucho y es la subvención que ofrece el Estado para implementar proyectos de innovación en términos de renta. Es decir, al año siguiente de implementar el proyecto innovador puedes descontar de tu renta hasta el 100% del valor del proyecto, es un incentivo para que las empresas se arriesguen pero parece todavía muy poco explorado, se debe impulsar más”, comentó. “Una vez que saben que pueden recuperar la inversión en estos proyectos ahí es cuando se van con todo, quizá falta mejorarlo”, agregó.

Planes de expansión

La startup proyecta cerrar su ronda de capital serie A antes de febrero del 2023, será por US$ 4 millones y apuntan a inversionistas involucrados en los sectores donde ya tienen clientes y que los ayuden a ingresar más rápido a nuevos mercados. Justamente, el recurso será destinado a seguir fortaleciendo su tecnología y expandirse.

Altum Lab tiene planeado ingresar en el corto plazo a Estados Unidos y Canadá, y como visión de mediano plazo, al Asia, mercado donde -dice- hay muchas actividades en común, partiendo por el sector pesquero.

“Nuestra tecnología no es una tecnología muerta sino que va evolucionando”, cuenta Valderrama desde Chile a Gestión.pe. La empresa, que nació como una propuesta de tesis, rechazada al inicio por algunos capitanes de embarcaciones pesqueras chilenas, logró al 2020 levantar capital por US$ 1.2 millones y espera pronto tocar puertas al sector minero.

Dato

  • Altum Lab incluye información meteorológica de fuentes internacionales para predecir, con información sobre clima, radiación, aplicación hídrica, entre otros, las futuras cosechas. La startup mencionó que cada vez es más contante la variabilidad climática por lo que las empresas están interesadas en su tecnología.

Fuente: Gestion.pe

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.