Categories
Noticias

Fintech peruana otorga liquidez a pequeños y medianos agricultores que buscan capital de trabajo. El grueso de sus clientes son productores que tienen desde una a 20 hectáreas….

De este modo, agricultores de productos tradicionales como papa, arroz, camotes, entre otros, buscan capital de trabajo para sacar adelante el cultivo de estos productos. Justamente a este sector es al que se enfoca Agroinvesting, una fintech peruana que inició operaciones en el 2019 y que, a la fecha, ha otorgado financiamiento a más de 11 mil agricultores y 34 mil trabajadores rurales.

LEA TAMBIÉN: Startup Agros incursiona en el mercado de créditos y levantará ronda de US$ 500,000 este año

El CEO de Agroinvesting, Alberto Falcón, explica que, si bien, el grueso de la cartera son productores que realizan una agricultura de subsistencia, el modelo de negocio también permite ofrecer alternativas de financiamiento a la mediana empresa que, en más de una oportunidad, requiere de liquidez para proyectos de invernaderos, riego tecnificado o compra de maquinaria.

“La mayor parte de nuestros usuarios son productores que poseen de una a 20 hectáreas y que buscan dinero para compra de insumos o tener capital de trabajo. Para estas situaciones, el préstamo promedio es de S/ 7 mil por hectárea, mientras que el financiamiento lo culminan, por lo general, en seis meses, junto con el término de su cosecha”, explica Falcón, quien indica que el monto mínimo prestado a la fecha ha sido de S/ 1,000.

Esta situación varía para el caso de créditos para adquisición de equipos, riego y similares, donde las cifras oscilan desde los S/ 50 mil hasta más de S/ 350 mil con financiamientos a dos o tres años. “Estos montos se pagan directamente a los proveedores”, detalla el representante.

Agroexportación

Falcón indica que los esfuerzos del pequeño y mediano agricultor hoy se orientan a dejar la producción de subsistencia, donde los márgenes siempre dejan en desventaja al agricultor, y apostar por productos agroexportables como la fresa o el arándano.

LEA TAMBIÉN: Inversiones en agroexportación ahora buscan mecanizar el campo para reducir mano de obra

“La idea es encontrar aquellos productos que van alineados a la necesidad del agricultor, a la vez que se le da el financiamiento y la capacitación para que se inserten en este mercado de la agroexportación. Por ejemplo, tenemos una solución que es Agrosmart, con el que compradores, productores y proveedores de América Latina se ponen en contacto para realizar transacciones comerciales”, anota.

En este punto, el ejecutivo insiste en la importancia de que los agricultores se digitalicen, a fin de que se familiaricen con redes sociales y demás plataformas tecnológicas que le permitan acceder a información relevante para el desarrollo de su campo.

Intereses

Falcón precisa que, dependiendo del perfil del solicitante, las tasas de interés promedio que ofrece Agroinvesting fluctúan desde un mínimo de 7% hasta 19% anual.

“El sistema financiero otorga una tasa aproximada que, en muchos casos, alcanza al 90%, incluso con garantía más del 39%. El único que puede tener tasas bajas es Agrobanco, con promedios de tasa de 16%; por su parte, Agroinvesting puede dar la tasas que ofrece Agrobanco”, destaca el ejecutivo.

Además, resalta que los intereses siempre serán mucho más bajos para aquellos usuarios que saquen adelante producciones orgánicas.

“Cuando los agricultores cultivan productos orgánicos, Agroinvesting busca que estos productores tengan mayores facilidades que se traduzcan en una rentabilidad superior; al ser una plataforma digital, tenemos la capacidad de maniobrar la tasa de interés basado en el perfil y la necesidad del usuario”, agrega.

LEA TAMBIÉN: Fintechs como primera opción para capital de trabajo en las mypes

Requisitos

Alcanzar el financiamiento de Agroinvesting requiere de una solicitud que se realiza a través de su página web. “Tomamos datos que nos ayudan a conocer cuál es el tipo de producción que tiene el agricultor, cuál es el rendimiento, basado en la necesidad productiva del solicitante”, añade.

En tanto, son requisitos indispensables que el productor tenga dos años de experiencia en el campo, posea una propiedad que cultive, recibos de agua o luz. “La titularidad de la propiedad lo puede demostrar incluso con una constancia de posesión”, refiere.

La fintech también provee de crédito a los trabajadores rurales; ello, con el fin de insertarlos en el sistema bancario y lograr su acceso a programas de capacitación, digitalización e innovación en agricultura.

“En el Perú, existen 4 millones de trabajadores rurales no bancarizados que requieren de esta liquidez económica. Por ahora por cada agricultor que financiamos, atendemos a cuatro trabajadores”, afirma el CEO de Agroinvesting.

LEE TAMBIÉN: Chavimochic III: los millones que se mueven entre el Estado y la concesionaria tras el arbitraje

Fuente: Gestion.pe

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Categorías