Sobre la metodología Six Sigma

Lean Six Sigma

Lean Six Sigma es un concepto evolucionado de Six Sigma que se concentra en la mejora de procesos, pero enfocándose en los “quick wins” o soluciones prácticas claras y rápidas de implementar, que surgen de un análisis de procesos y actividades que agregan valor.

 

Six Sigma busca eliminar defectos y liberar servicios de alta calidad. Lean se fundamenta en maximizar la velocidad del proceso y separar actividades que agregan valor de las que no agregan.

Ambos (Six Sigma y Lean) representan una compilación cuidadosa de herramientas de calidad con un objetivo común y particular; mejorar la calidad de acuerdo a los requerimientos del cliente, eliminando el desperdicio.

Metodología DMAIC para la mejora de procesos existentes. Lean Six Sigma se deriva de estas etapas y toma algunas de sus herramientas para enfocarse en la implementación rápida de soluciones. La metodología tiene 5 fases y sus letras corresponden a la iniciales en inglés de:

  • Define: Definir el problema o el defecto.
  • Measure: Medir y recopilar datos.
  • Analyze: Analizar datos y encontrar la causa raíz.
  • Improve: Mejorar.
  • Control: Controlar.

Etapa 1 (Define): Consiste en entender el problema y escuchar la “voz del cliente” del proceso, para definir cuáles son sus requerimientos y los “dolores” que tiene con respecto al resultado (output) del proceso. Esta etapa es vital para definir el alcance del proceso que se va a analizar y el criterio con el cual se va a cuantificar su mejora. El entregable principal de esta etapa son los requerimientos críticos del cliente.

Etapa 2 (Measure): Consiste en definir Indicadores de Desempeño del Proceso (KPI) para los componentes claves (entradas, actividades y salidas) que están relacionados directamente con los requerimientos críticos del cliente. Estos indicadores requieren un plan de medición que permite establecer la base en la que opera el proceso.

Etapa 3 (Analyze): Implica analizar los datos y con base en ellos determinar cuál es la causa raíz del problema. Esto requiere análisis estadístico de los datos y análisis del proceso utilizando diagramas de espina de pescado (Ishikawa) y Pareto. El entregable principal es la causa raíz del problema.

Etapa 4 (Improve): Se genera una lluvia de ideas para identificar las características del proceso que se puedan mejorar y soluciones a corto, mediano y largo plazo, que puedan eliminar o minimizar la causa del problema. El entregable principal de esta etapa es la o las soluciones que resuelvan de raíz el problema.

Etapa 5 (Control): Incluye la puesta en marcha del plan de implantación de soluciones y un plan de control de procesos que nos asegure que las condiciones del nuevo proceso estén documentadas y monitoreadas de manera estadística con los métodos de control del proceso.

ciclobpm5etapas

adm@ehsq
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

¡Muy bueno! Compártelo...